X

SUBJETIVIDAD

Aunque pretende dar la impresión de ser objetiva, meramente informativa y sin intención alguna, la noticia tiene una ausencia de contexto, que apunta a una intencionalidad clara. Poner en tela de juicio la sentencia y valorarla como una interpretación subjetiva del Tribunal que el gobierno de España puede apelar. Para ello desacredita la competencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo “explica el Tribunal, que pese su nombre no es parte de la Justicia comunitaria.” Si bien no es un tribunal de la Unión Europea, es la máxima autoridad judicial para la garantía de los derechos humanos y libertades fundamentales en toda Europa, dato que no aparece en el texto.

No incluye más allá de las declaraciones del propio Tribunal en la sentencia, los derechos vulnerados, las constantes denuncias de colectivos y del Defensor del Pueblo que también se ha pronunciado sobre esta sentencia reiterando su posición contraria a las “devoluciones en caliente” Así, recomendó que siempre que se produzca un rechazo en frontera se dicte una resolución administrativa, con asistencia letrada y de intérprete e indicación de los recursos que se puedan interponer contra ella. En dicho procedimiento, el extranjero deberá recibir información sobre protección internacional y se verificará la posibilidad de acogerse a ella, que no es menor de edad o posible víctima de trata de seres humanos, recomendaciones que fueron rechazadas. Obvia mencionar las violaciones de derechos en la frontera contrastados. Nada se dice de la situación de los países de origen, sólo como una alegación del Tribunal, como si de datos interpretados de manera subjetiva se tratasen.

Encontramos en esta noticia la opinión de un tribunal “no comunitario”, frente a las declaraciones de un gobierno que establece que cumplió la ley. Como un nuevo ataque a nuestro ejecutivo, desmedido y basado en interpretaciones erróneas y subjetivas.

Enlace a la noticia